>Radiofrecuencia Facial

El tratamiento consiste en la aplicación de energía concentrada en la piel y el consiguiente aumento de temperatura, lo que produce una vasodilatación que aumenta la producción de colágeno y elastina, reduciendo la flacidez y da un aspecto más joven y terso a la piel. La radiofrecuencia es aplicable tanto en el rostro como en el cuerpo, es un tratamiento indoloro y no invasivo. Los resultados son visibles desde la primera sesión.

Dependiendo de la persona, el tratamiento puede requerir entre 6 a 12 sesiones, al inicio una sesión semanal, después cada 15 días, complementándolo con alguna sesión de mantenimiento cada 3 meses.