>Láser Peel con carbón activado

Es un tratamiento que ofrece los mejores resultados de rejuvenecimiento facial, sin dolor, sin anestesia. Es aplicable para la mayoría de los fototipos de piel.

La energía del láser da como beneficio una piel juvenil, tersa y brillante, reduce las líneas finas de expresión, cicatrices de acné y reduce el tamaño de los poros. Los resultados son a largo plazo y de manera progresiva, es un procedimiento rápido, cómodo y seguro. Se notarán mejoras en la piel desde el inicio del tratamiento.

CANTIDAD DE SESIONES: La cantidad de sesiones depende de la evaluación realizada, siendo un promedio de 4 a 6 sesiones.

DURACIÓN: Aplicado de máscara de carbono sobre el rostro dejándola actuar 10 a 15 minutos, dando el tiempo necesario para que el carbón sea absorbido por la capa superficial de la piel.

PROCEDIMIENTO: Luego se aplica el láser Picosecond Q Switch eligiendo la longitud de onda láser de 1064 nm (mayor afinidad para colores oscuros y manchas faciales). El carbón absorbe el calor y causa su vaporización y abrasión de la primera capa de piel, dando como resultado piel radiante.

BENEFICIOS: El láser logra romper el pigmento del carbono dentro del poro a través de un fenómeno que se denomina fotoacústico. Es tal la velocidad en que ingresa la luz láser que multifraccionan los pigmentos evaporándolos. Esa rotura del carbono genera enorme fricción y por efecto mecánico logra el cierre de los poros dilatados. Luego se sigue aplicando el láser sobre las zonas que se encuentren manchadas y así lograr también el rompimiento de las moléculas de melanina (pigmento de la piel) en exceso propio de las manchas faciales.
Así mismo reduce las bacterias oportunistas responsables del acné y disminuye la producción de grasa por la piel.
Al estar estas moléculas rotas en pequeñas partículas le facilitamos el trabajo a nuestro sistema de defensa en la piel, los macrófagos, que se van a “comer” ese pigmento dañado y así liberar de manchas el rostro.
Por último estos fenómenos calientan la dermis de manera profunda lo que estimula al fibroblasto, célula encargada de producción de colágeno y elastina, ayudando a mejorar y atenuar pequeñas arrugas faciales.

Es un tratamiento indoloro, al utilizarse un láser no ablativo solo se sentirá sensación de calor.

A TENER EN CUENTA: Puede producirse un leve eritema (coloración colorada de la piel) fácil de disimular con maquillaje o esperando varios minutos. No deja costras. No deja ampollas. No deja cicatrices.
No es recomendable para personas que han estado expuestas al sol recientemente, que cuenten con pieles muy oscuras o que estén bajo prescripción médica de Isotretinoina.
Luego del tratamiento se indica hidratar correctamente la piel y realizar cuidado de la exposición solar con pantalla solar para evitar la aparición de nuevas manchas.