>Puntas de diamante o Microdermoabrasión:

Se trata de un método no invasivo para rejuvenecer, reavivar y reparar la piel, se realiza con un equipo que permite un tratamiento progresivo de remoción controlada de las capas superficiales de la piel.

Consiste en un peeling mecánico sin dolor, que elimina las capas exteriores de células en la piel, ayuda a trabajar sobre manchas, arrugas profundas y secuelas de acné. Esta técnica logra que se acelere el proceso fisiológico de renovación cutánea, se produzca más colágeno y elastina, por ende, la piel se torna más elástica, tersa y rejuvenecida. Puede aplicarse en todo el cuerpo.

Aplicación:

  • Exfoliación de pieles envejecidas
  • Piel dañada por el sol (Fotoenvejecimiento)
  • Pigmentación anormal de la piel
  • Líneas finas y pequeñas arrugas
  • Piel con acné
  • Manchas de la piel
  • Piel congestionada y con poros abiertos
  • Manos envejecidas
  • Los surcos gestuales son atenuados
  • Los puntos negros y blancos se ablandan, convirtiéndose en fáciles de eliminar