>smb LASER TATTOO REMOVAL

Es el ideal para eliminar tatuajes y tratar lesiones pigmentadas; adecuado para todo tipo de piel.

APLICACIÓN:

  • Elimina tatuajes de diferentes colores
  • Elimina tatuajes de labios, cejas y párpados
  • Reduce manchas por la edad, de nacimiento, de sol.

¿CUÁNTAS SESIONES SE REQUIEREN?

El número de sesiones varía dependiendo de muchos factores, tanto del tatuaje como de la persona que se realiza el tratamiento, siendo el promedio entre 8 y 12.
Es necesario esperar 30 días entre sesión y sesión para que la piel se encuentra en ópimas condiciones y volver a aplicar el láser.
En caso de extenderse más de 30 días el intervalo entre sesiones no existe retroceso en el tratamiento.

¿QUÉ FACTORES INFLUYEN AL MOMENTO DE ELIMINAR UN TATUAJE?

COLOR
El láser YAG Q-Switched gracias a su combinación de distintas longitudes de onda permite eliminar la gran mayoría de los pigmentos (tanto negros como colores).
Los pigmentos de color negro son los que mejor responden al láser y por ello necesitan menos sesiones para su eliminación. Es importante en estos casos la densidad del tatuaje.
Los tatuajes de colores requieren diferente mezclas de metales en su composición, siendo esto lo que dificulta un poco más su eliminación.

PIEL
En zonas como piernas, brazosy espalda, la piel es más gruesa y por lo tanto la tinta se localiza de manera más profunda, requiriendo mayor cantidad de sesiones para la eliminación de un tatuaje. Las zonas en dónde la piel es más fina requieren menos número de sesiones.
Los fototipos de piel más claros responden mejor al láser y eliminan más rápido los tatuajes.

TINTA
Los tatuajes realizados de forma profesional utilizan tintas más densas y se localizan de forma más profunda lo que dificulta su eliminación. Aquellos realizados de forma amateur utilizan tintas orgánicas, más inestables y se localizan más superficialmente, lo que puede facilitar el tratamiento.

¿EL TRATAMIENTO GENERA DOLOR?

El tratamiento puede generar cierta molestia dependiendo la zona en dónde se encuentre el tatuaje, el tamaño y la densidad de los pigmentos.
Comunmente se inicia con potencias de intensidades medias o bajas (según la tolerancia del paciente) y se aumentan a medida que avanza el tratamiento. Al haber menos tinta las sesiones molestan cada vez menos, siendo las últimas casi impercepibles.